El Niño de la Hipoteca, canción anárquica-lúdica en estado puro

Después de Xarim Aresté, el turno ahora es para El Niño de la Hipoteca. Guiu Cortés (así figura en su DNI), actuará en L’Oncle Jack el próximo 19 de junio, a las 21 horas, guitarra en ristre y con su desparpajo habitual. El CantauTuber (fue uno de los primeros cantantes que surgió de YouTube) es todo un showman que empezó a ser conocido con piezas como Que te vaya bien y Copypaste, 42 trozos de letras superpopulares, enlazadas con humor y que cantó en el programa de Jordi Évole (Salvados), ante un atónito Ramoncín. Más tarde, también le invitó Buenafuente. Pero si se ha de hablar de padrinos hay que mencionar a Pere Camps, el director de BarnaSants, que le invitó a su festival en cuanto tuvo su primer disco en el mercado.

Antes de este debut, en el 2008, el músico del Guinardó tocó en el metro y se pasó “medio año actuando gratis en un garito de Gràcia, El Col·lecionista”. donde empezó a coleccionar fieles seguidores que ya le arengaban diciéndole: “¡Queremos que triunfes!”. Y fueron los integrantes de una de las muchas bandas en las que militó, Lechuga en los Tanatorios, los que le bautizaron En Niño de la Hipoteca -“por un lío en el que me metí”-, y le introdujeron en el género de la canción de humor, con títulos sin desperdicio como Los que follamos poco tenemos que nadar.

Mucho ha nadado desde entonces Guiu, quien ha hecho de la autogestión todo un arte y una declaración de principios. La última vez que tocó en Barcelona (el 11 de abril, en la Sala Apolo), fue con toda su banda y muchos invitados. Así que ahora, en la intimidad de L’Oncle Jack (uno de sus escenarios fetiche), tendremos la oportunidad de apreciar de cerca la esencia de su anárquico-lúdico cancionero, en el que también hay espacio para la denuncia. La prueba es la reciente Yonki, una ácida crítica al consumismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *