Una docena de rosas y un ‘bonus track’ por la libertad

La diada de Sant Jordi bien merece este ramillete de canciones. La selección podía ser otra, sin duda, pero esta es la banda sonora que proponemos para este día en que la rosa es, más que nunca, símbolo del amor.

1. ROSE GARDEN

Lynn Anderson

La cantante de country Lynn Anderson se enamoró de la composición de Joe South y no dudó en grabarla, a pesar de las reticencias de su marido y productor, Glenn Sutton, que se resistía a dejar que su mujer se pusiera en la piel de alguien que prometía a su pareja “grandes anillos de diamantes”. “Esta es una canción de hombres”, le decía. El público le replicó convirtiéndola en un hit. Tampoco a Duncan Dhu le fue mal con la adaptación en castellano.

2. JARDÍN DE ROSAS

Duncan Dhu

Diego Vasallo, la mitad de Duncan Dhu, adaptó Rose garden pasando del country al pop. La pieza en cuestión floreció en la primavera de 1987, la incorporó en el álbum Canciones, el segundo de la banda de Mikel Erentxun, y su carrera empezó a ser un jardín de éxitos. De hecho, Jardín de rosas sigue siendo una de las canciones más populares de su legado.

3. POISONED ROSE

Elvis Costello

Sublime balada con pinceladas de jazz, blues y country, en la coctelera de un barman experimentado. Me quedo con la estrofa que reza: “Ahora estamos solo tú y yo / porque ya he dejado la ginebra”. Elvis Costello, derramando lágrimas sobre alcohol. La canción la incluyó en el álbum King of America, seguramente el mejor para engancharse a la música costellera. Y cuando Costello canta Poisoned Rose en directo, os aseguro que se te pone la piel de gallina.

4. THE ROSE TATOO

David Byrne

“Una rosa, sueño imposible…”. No hagas caso de la letra de la canción: esperemos que tengas tu rosa de Sant Jordi. Lo que sí te resultará imposible es dejar de bailar escuchándola. Pura fusión tropical de la mano del gran David Byrne, con contagioso ritmo caribeño y coros en castellano. The Rose Tattoo pertenece al primer disco de Byrne como solista post-The Talking Heads (publicó Rei Momo en 1989).

5. CUATRO ROSAS

Gabinete Caligari

El trío madrileño Gabinete Caligari compuso esta maravillosa pieza que rinde homenaje al bourbon preferido de Janis Joplin. “Bebe mis cuatro rosas / y olvida otras cosas que te di”. Así termina la letra de un clásico indiscutible del pop español. Esta pieza, con la que bautizaron el disco, fue el primer éxito de la banda de Jaime Urrutia.

6. A GOOD YEAR FOR THE ROSES

George Jones

Resulta curioso que en el country haya tantísimas canciones en las que aparecen las rosas. Esta, en concreto, duele: narra la historia de un hombre se tortura contemplando como crecen las rosas que plantó su mujer después de que ella le abandonara tras tres años de matrimonio mientras escucha desde el dormitorio el llanto de su hijo. La imponente voz de George Jones subraya el sufrimiento.

7. UNA ROSA ES UNA ROSA

Mecano

Después de comprobar que “no hay marcha en Nueva York / y los jamones son de york” y de la canción Eungenio Salvador Dalí, José María Cano se vino arriba y tomó prestado un aforismo de la escritora estadounidense Getrude Stein para transformarlo en una eficaz tecno-rumba. Una curiosidad que quizás desconoces: Julio Iglesias incluyó Una rosa es una rosa en el prescindible álbum Rumbas medley. “Pero cuanto más me cura / al ratito más me escuece / porque amar es el empiece / de la palabra amargura…”.

8. A ROSE FOR EMILY

The Zombies

Los Beatles ya lo cantaron en Eleanor Rigby: nadie lleva rosas a la tumba de la gente solitaria. Rod Argent (The Zombies) tomó un relato de William Faulkner, lo despojó de los elementos escabrosos (en el cuento, la Emily del título envenena a su marido y duerme junto al cadáver durante años) y compuso esta excepcional y melancólica pieza. La voz de Colin Blunstone es una delicia.

9. EL GESSAMÍ I LA ROSA

Ia & Batiste

La mejor canción de un dúo poco reivindicado en nuestra tierra pero que ha tenido en el extranjero embajadores de relumbrón. En un vídeo que la cadena de tiendas de discos californiana Amoeba Music colgó hace unos años en su web, aparece el actor Elijah Wood comprando Chichonera’s cat, el segundo elepé Ia & Batiste. “Rock progresivo catalán”, dice Wood mirando a cámara. Es en este álbum donde se escucha esta delicada adaptación en clave folk del poema homónimo de Josep Carner. “La rosa fa enamorar-se / el gessamí, defallir”.

10. KISS FROM A ROSE

Seal

Si la canción Kiss from a rose ya fue un gran hit nada más publicarse, voló aún más alto cuando formó parte de la banda sonora de Batman forever. Hay una tesis que asegura que de lo que habla Seal en esta letra es del consumo de cocaína. Se sustenta en versos del tipo: “¿Sabías que cuando nieva mis ojos se ensanchan?” o “cuanto más consigo de ti más raro me siento”. En la 38º edición de los Grammy de 1996, esta pieza le granjeó al británico el premio a la mejor canción del año (también se llevó el de mejor grabación y mejor interpretación vocal pop masculina).

11. ENGLISH ROSE

The Jam

Paul Weller escribió durante una de las primeras giras americanas del grupo esta hermosa balada, English Rose, que utiliza la imagen de la rosa (símbolo nacional) para aludir tanto a su novia de entonces como a la tierra del fish and chips (no queda claro a cuál de las dos echa más de menos). Suenan sirenas de barcos, olas rompiendo en la costa y trenes lejanos. Muy romántico todo. Por cierto, Ed Sheeran también tiene una canción titulada English Rose (en clave patriótica). Y también nos gusta.

12. ROSA D’ABRIL (L’AMOR S’HI POSA)

Pau Riba

Pau Riba lo canta bien claro: “Es el día de la rosa”. Pero resulta que no tiene a quién regalarle la flor, así que deja que intervenga el azar: hace recuento de sus ligues y la número 100 será la elegida. Le acaba tocando a una francesa llamada Elisabet de la que precisamente no guarda buen recuerdo. Ironías del destino: Rosa d’abril (L’amor s’hi posa) forma parte del repertorio del álbum Dioptria del que este año festeja su ¡50º aniversario!

13. ROSAS EN EL MAR

Luis Eduardo Aute

Como el gran Aute en esta letra, apelamos a la belleza y a la búsqueda de la verdad; a la libertad y a una concordia que derribe los muros que nos impiden ser felices. Rosas en el mar brotó en 1967 (el mismo año en que Massiel la interpretó por primera vez). “Voy pidiendo libertad y no quieren oír / es una necesidad para poder vivir…”. Deseamos que este cantautor, de padre catalán y madre filipina, se recupere pronto.

Salud, amor, literatura y rosas para todos. ¡FELIZ SANT JORDI!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube
Instagram
Facebook
Twitter