Juan Zanza: «Hay que lanzarse. Si no lo intentas, te arrepentirás toda la vida»

El guitarrista de La Raíz publica su primer disco en solitario, Valira, con el que iniciará una gira esta primavera

Es un clásico: la banda se disuelve y los músicos siguen tocando. No por inercia, sino porque uno no puede de la noche a la mañana dejar de hacer lo que le gusta. La creatividad sale a relucir y los que antes habían estado más en la penumbra brillan con luz propia. Este es el caso de Juan Zanza, guitarrista de uno de los grupos valencianos más exitosos de los últimos tiempos, La Raíz. El instrumentista ha tomado la voz cantante en el disco Valira, una estimulante fusión estilística con raíces en el rock, el pop, el rap y la electrónica.

¿Tenías claro desde un principio por dónde iría tu música cuando te embarcaste en este proyecto en solitario?

No, la verdad es que al principio una de las cosas que más tiempo me llevó fue encontrar el sonido, la instrumentación y qué el estilo me gustara al 100%. Probé muchas cosas, por ejemplo, arreglar las canciones con más sintetizadores y electrónica. Pero, al final, el cuerpo me pedía guitarras y más carga rockera en la base. Al final, encontré un punto medio en el que me siento muy cómodo.

¿Cómo viviste la disolución de La Raíz?

La viví como todos, con sentimientos encontrados. Se hace duro parar un proyecto que ha sido tan importante en tu vida y te ha dado tanto. Por un lado, sabíamos que queríamos parar pero, a la vez, era una decisión muy difícil.

¿Cuándo y cómo se tomó esta decisión (de forma definitiva)?

Fue una decisión que tomamos un poco antes de hacerla pública. Así tuvimos tiempo de mentalizarnos y de asimilar las cosas.

¿Hay esperanza de que La Raíz regrese? Porque el éxito cosechado aún resuena.

Ahora mismo necesitábamos parar. Mirar las cosas con perspectiva y tener espacio y disfrutarlo cada uno a su manera. Es una parada indefinida, por lo que no hay fecha de regreso. Pero quién sabe, solo el tiempo dirá lo que vendrá y si La Raíz regresa o no.

¿Cómo fue la alianza de tus nuevos acompañantes? Bueno, está el excompañero de La Raíz, Felipe Torres, pero quiero saber del resto: Gabi Pellicer, Carlos Benavent y Ferdy Borja.

Fue muy natural, la verdad. No hicimos pruebas ni nada parecido para elegir músicos. A Gabi ya le conocía de otros proyectos musicales, y con Carlos y Ferdy teníamos muchos conocidos en común, así que fue genial. Lo que más me llenó fue que todos, Pipe [Felipe] el primero, se sumaron al proyecto aún sin escuchar ni una sola canción. Confiaron en mí desde el primer momento. ¡Eso es muy grande!

Vértigo es una de tus mejores canciones. ¿Sabes que Vértigo es también el nombre de una canción y del disco de los raperos Lágrimas De Sangre?

El otro día la escuché y me gustó mucho. La verdad es que nunca me he sentido muy afín a su trabajo, pero está claro que tienen mucha calidad. Me gusta que seamos compañeros de título [risas]. Vértigo habla de ese miedo que da lanzarse a algo nuevo, el miedo a atreverse, a fracasar. Al final, hay que tirarse de cabeza. Lo peor sería no intentarlo y arrepentirse de por vida.

¿Cómo será la presentación en directo de tu disco de debut?

Ya estamos preparando los directos, encerrados muchas horas en el local y trabajando duro. Estamos logrando un sonido compacto y muy potente. Es genial contar con compañeros que hagan que suene todo así. Haremos una o dos versiones en el directo y tocaremos todas las canciones del disco. Además, cada músico tendrá un pequeño pasaje con su instrumento. Creo que va a gustar mucho, y la caña y energía están aseguradas.

De tus 10 canciones nuevas sorprende la acústica que cierra el álbum, Primer asalto. ¿Por qué la has dejado tan desnuda?

Quería dejar al menos una canción totalmente acústica porque así es como años atrás grababa mis canciones, en un formato más íntimo y desnudo. Obviamente, no quería hacer un disco al completo así, pero sí una pieza que tuviera una sonoridad diferente al resto.

Y háblame del primer sencillo, Guerra fría, el kilómetro cero de Valira. ¿Cuál es la relación más tóxica que has tenido?

He tenido varias, imagino que como todo el mundo. Las que más me marcaron fueron dos, años atrás, cuando todavía el corazón era blando y la cabeza muy loca [risas].

Me gusta que en esta letra trates el peligroso tema de la dependencia. ¿Por qué crees que acabamos cayendo en esta trampa? ¿Qué nos impide sentirnos fuertemente libres o libremente fuertes?

Es algo complejo. Creo que a veces simplemente ocurre porque es de las primeras veces que experimentas algo así, y no sabes salir de ahí o cómo comportarte. Cuando ya lo has experimentado, con los años y experiencia, lo ves venir a kilómetros y ni dejas que prospere. Puede que también haya un problema de falta de seguridad en uno mismo, de amor propio; de obsesión, y de inseguridades. Es algo que nos deja incapaces de enfrentarnos a la situación.

Juan Zanza vivirá la experiencia de sentirse también timonel de una gira que, de momento, desembarcará en Valencia (el próximo 13 de abril, en la Sala Fusion); Barcelona (el 11 de mayo, en la Sala Apolo), y Madrid (el 8 de junio, en la Sala MON). Él será esta vez el frontman, guitarra en ristre y rockanroleando tanto como le apetecía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.