Canciones LGTBIQ: un canto a la tolerancia

LGTBIQ
Ilustración: Francina Cortés Viana

La música no es gay, hetero ni responde a ninguna condición sexual. Yo siempre he huido de las etiquetas. Pero nadie duda de que muchas canciones se han convertido en himnos para la comunidad LGTBIQ (Lesbianas Gay Transexual Bisexual Intersexual Queer). Y por diversos motivos: ya sea porque son un canto a la tolerancia, al amor libre, a la autoafirmación o, directamente, una proclama contra la discriminación sexual. Son temas que tanto aportan mensajes a los que adherirse como colores al arcoíris. Y si me he animado ahora a recopilar algunas de estas canciones es gracias a ‘Los reyes del mundo’, de Rafa Pons, incluida en su disco ‘La guerra del sexo’. Así que con esta canción empiezo una selección de hasta 20 títulos. No esperéis orden (cronológico) ni os enfadéis si echáis alguna en falta. En todo caso, me escribís y me lo decís.

  1. ‘Los reyes del mundo’. Rafa Pons. 2019.

Un culebrón hecho canción que narra el amor entre un español y un francés que se sienten “los reyes del mundo cuando están juntos”. No hago ‘spoiler’ sobre cómo deriva el romance porque tiene un giro inesperado. Ovación a Rafa Pons por este pegadizo tema de su último disco, ‘La guerra del sexo’. La melodía que arropa las aventuras (y desventuras) de sus protagonistas, Juan y Gerome, te atrapa desde el primer acorde.

2. ‘Over the Rainbow’. Judy Garland. 1939.

Por mucho que en el título aparezca la palabra arcoíris, poco se podía imaginar la pareja Arlen & Harburg, autores de la canción, que esta balada infantil acabaría convirtiéndose en símbolo LGTBIQ. Entre las claves está sin duda que la intérprete fuera Judy Garland, referencia en el santuario gay. La pieza principal de la banda sonora de ‘El Mago de Oz’ ganó el Oscar a la mejor canción en el mismo año de su estreno, en 1939.

3. ‘YMCA’. Village People. 1978.

Imposible no mencionar a la formación Village People que en los años 70 dotó de músculo y de coreografías (entre el estereotipo y el baile de disfraces) a la comunidad gay. La canción ‘YMCA‘, siglas de Young Men’s Christian Association, es un homenaje a los albergues juveniles cristianos (y punto de encuentro gay). Por cierto, en la letra no hay ninguna referencia explícita sobre el mundo LGTBIQ.

4. ‘I will survive’. Gloria Gaynor. 1978.

Volvemos a las pistas de baile con esta sentimental letra convertida en un canto de resistencia y de solidaridad en los años 80 y 90 en la lucha contra el Sida. Los autores de ‘I will survive‘ son Freddie Perren y Dino Fekaris, dos compositores profesionales de la factoría Motown, el sello discográfico de soul de referencia en los 60. Y su intérprete, la diva Gloria GAYnor, parecía predestinada con este apellido a convertirse en una de las grandes de las discotecas gays.

5. ‘A quién le importa’. Alaska & Dinarama. 1986.

Una canción sin desperdicio sobre la autoafirmación y en contra de los prejuicios, asumida como incontestable himno reivindicativo. El colectivo LGTBIQ español pudo por fin presumir de orgullo y la cantante Alaska dejó su imagen punk para transformarse en todo un icono. Compuesta por Carlos Berlanga, cuentan que al terminarla anotó a pie de página: “Éxito seguro”.

6. ‘Vogue’. Madonna. 1990.

Sigue sonando tan moderna como cuando arrasó a nivel internacional nada más publicarse y millones de personas se apresuraron a aprender la coreografía. Madonna se inspiró en los pasos que ejecutaban hombres gays negros en los clubs nocturnos de Nueva York, le añadió el glamour de las estrellas de la época dorada de Hollywood y una base dance que inauguraba una década única para la música de baile. El icónico vídeclip dirigido por David Fincher supuso la guinda del pastel para que todo quisqui intentase imitar los pases de baile.

7. ‘Born this way’. Lady Gaga. 2011.

Nueva vuelta de tuerca al modelo de canción-autoayuda. “Nací de esta manera”, proclamó a los cuatro vientos Lady Gaga. El tema, que logró el primer lugar en 30 países, es una oda al valor y a la lucha. ‘Born this way‘ es también el nombre de la fundación contra la homofobia que ella misma creó. El video comienza con la imagen del triángulo que identificaba a los homosexuales en el régimen nazi.

8. ‘Secret love’. Doris Day. 1953.

El título ya dio suficientes pistas. Doris Day (la reina de la comedia americana de los años 50 y 60), confesó su amor secreto interpretando a una hombruna ‘cowgirl’. ‘Secret love‘ logró el Oscar a la mejor canción (el filme se tituló ‘Calamity Jane‘). Y en esos tiempos de ostracismo para el colectivo, la canción sirvió de auxilio melódico y moral. Décadas después, George Michael terminó de integrarla en el cancionero gay.

9. ‘Noche de fallas’. Antonio Amaya. 1961.

En pleno franquismo, Antonio Amaya, un cantante de copla que ya había exhibido con sus espectáculos de variedades sus aptitudes para las artes ambiguas, grabó este pasodoble que podía leerse en clave gay y que la censura de la época pasó por alto. Y en 1978, Antonio Amaya  fue el primer hombre en posar desnudo para una revista gay en España.   

10. ‘Comme ils disent’. Charles Aznavour. 1972.

La crónica de la vida cotidiana de un homosexual que ejerce de transformista por la noche en un cabaret de la Rue Blanche parisina supuso un necesario hito en la visibilidad del colectivo. La interpretación de Charles Aznavour la acreditó como obra maestra. El embajador de la canción francesa se atrevió a abordar este tema, entonces tabú, y tuvo que escuchar cómo algunos aseguraban que tal ‘desliz’ significaría el final de su carrera.

11. ‘Rumore’. Raffaella Carrà. 1974.

Bravo por Raffaella Carrà, una diva que supo adelantarse a su tiempo con sus estilismos, su forma de hacer televisión, sus memorables golpes de melena y, por supuesto, con sus canciones. Piezas que tanto sirven para un karaoke como una fiesta infantil o un espectáculo de travestis. He elegido ‘Rumore‘ pero también sirven ‘Fiesta’ y ‘Explota, explota’.

12. ‘Dancing Queen’. Abba. 1976.

Casi cualquier sencillo del grupo sueco puede ser considerado un himno gay. Pero la estrofa “hoy tu cuerpo es un polvorín”, dedicada a todas las reinas del baile, ha hecho que me decantara por esta. Otro motivo impepinable: que ‘Dancing Queen‘ sea la canción más popular de la comedia musical ‘Mamma Mia!‘ que acabó ensanchando la aureola arcoíris de Abba.

13. ‘Soy lo prohibido’. Olga Guillot. 1976.

Este bolero compuesto por Roberto Cantoral ya pasó por otras voces “prohibidas” como la del enorme Bambino. Pero la cubana Olga Guillot fue quien lo convirtió en banda sonora de los clubs gays antes de la irrupción de la música disco. ·”Porque en tu falsa intimidad, en cada abrazo que le das, sueñas conmigo/ Soy el pecado que te dio nueva ilusión en el amor, soy lo prohibido…”.

14. ‘Embrujada’. Tino Casal. 1983.

Tino Casal fue una ‘rara avis’ en la música pop de los 80 (y por muchos motivos). A su imagen barroca y desmesurada, había que sumar su capacidad para escribir canciones como esta, con guiños para el auditorio LGTBIQ. Gracias a este tema, se erigió como el rey de la modernidad española.

15. ‘I want to break free’. Queen. 1984.

Freddie Mercury acababa de salir del armario y sus compañeros le quisieron apoyar apareciendo vestidos de mujer a la hora de rodar el videoclip de este temazo compuesto por el bajista John Deacon. Así fue como Freddie se transformó en una sufrida ama de casa (eso sí, sin quitarse su distintivo bigote). En realidad, con estos disfraces parodiaban una telenovela británica de la época llamada ‘Coronation Street’. A los censores de la época no les gustó la broma y el vídeo fue vetado por la MTV en USA, por lo que Queen no incluyó a Estados Unidos en el ‘The works tour’. Es más: no se emitió en EEUU hasta 1991, coincidiendo con la muerte del vocalista.

16. ‘True colors’. Cindy Lauper. 1986.

“Veo tus verdaderos colores y es por eso que te amo”, canta Cindy Lauper. “Tus verdaderos colores son hermosos como un arcoíris”, prosigue la letra, por si el mensaje no queda claro. Cindy escribió esta canción tras la muerte a causa del Sida de uno de sus mejores amigos y en apoyo a su hermana mayor (lesbiana). Pero su vocación por ayudar no quedo ahí: Cindy abrió bajo este nombre un refugio para homosexuales con programas de ayuda social y educativos. Y lo hizo cuando se enteró que el 40% de la gente que vive en las calles de Nueva York son gays, lesbianas y transexuales.

17. ‘Mujer contra mujer’. Mecano. 1988.

La canción publicada en el álbum ‘Descanso dominical’ fue censurada por programas de televisión, radios y por el propio sello discográfico de Mecano. En un primer borrador llevaba por título ‘Hoy te quiero’ y trataba de un hombre que le declaraba su amor a una mujer. Su autor, José María Cano, la transformó en una relación entre dos mujeres y la bautizó ‘La bola de pelo’. Por suerte, acabó declinándose por este otro título más literal, ‘Mujer contra mujer‘. El tema de lesbianismo era todavía tabú y Ana Torroja tuvo que dar estúpidas explicaciones. El grupo Elefantes la recuperó hace poco en un disco homenaje. Y la cantante chilena Javiera Mena ha hecho también una versión maravillosa.

18. ‘Puto Chino Maricón’. Putochinomaricón. 2018.

Putochinomaricón es el nombre artístico de Chenta Tsai Tseng, un joven arquitecto y músico de 26 años cada vez más popular en internet. Chenta es de origen chino, pero nació y creció en Madrid. Sus canciones de pop electrónico recogen todo el ‘angst’ juvenil de los millennials, y en Instagram y Facebook se muestra muy combativo contra la homofobia y el racismo.

19. ‘Tierra de hielo’. Clara Peya (voz de Alessio Arena). 2018.

En esta selección tendrían cabida muchas de las canciones de Clara Peya. Y por eso acabo el reportaje con dos de esta maravillosa pianista, cantante, compositora e incansable activista. La última ganadora del Premi Nacional de Cultura ofreció un discurso sin desperdicio acompañada de una Intérprete de Lengua de Signos (como nuestro ciclo enCantados, el primero que incluye la Lengua de Signos en su programación): “Como lesbiana feminista estoy harta de que la historia la escriban hombres blancos heterosexuales de clase media-alta. Abogo por una cultura y una historia escrita por todas las personas diversas”. Y terminó subrayando: “La Lengua de Signos es cultura”. Además, esta primera pieza escogida para la ocasión, ‘Tierra de hielo‘, la canta nuestro próximo invitado de enCantados, Alessio Arena (os esperamos el jueves 31 de octubre, en el Eroica Caffè de Barcelona). E incluye estrofas tan bellas como esta: “Y absorbes el aire y el frío se expande/ y anhelas ternura que ofreces a cachos/ cuando nadie mira y se puede querer”.

20. ‘Vèncer el pols’. Clara Peya. 2018.

La polifacética Clara Peya rapea la letra de esta canción incluida en su anterior disco, ‘Oceanes’, y que empieza así de directa: “Com deixar enrere el rosa pàl·lid si has escoltat Chavela Vargas i has crescut amb Frida Kahlo? Vida i obra, sang i estómac d’una intensitat esclava han narrat el meu guió. El règim de la passió, però d’aquesta que sovint no et deixa respirar, que converteix un dia bonic en estar amb tu fins l’infinit -ni oblit ni perdó, ni contigo ni sin ti- en musa, en obsessió, en meta, en trampa, en depressió”. Hay que ganarle el pulso a los asfixiantes estereotipos y, como decía al principio del reportaje, cuestionar y romper las etiquetas. Y si es con música, mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube
Instagram
Facebook
Twitter